domingo, 2 de julio de 2017

10 Cosas que me gustaría decirle a mi yo de 14 años

¡Hola a todos!

Esta semana queríamos hacer un post diferente, una reflexión sobre 10 cosas que me hubiera gustado escuchar cuando tenía 14 años.
No son datos científicos ni información muy complicada de adivinar, pero son lecciones que me habría gustado recibir durante el instituto, y me hubiera gustado tener a alguien que me hubiera hecho estas afirmaciones para ahorrarme algún que otro error en mi vida. Es por esto que lo queríamos compartir con vosotros.





1. No es lo mismo un conocido que un amigo

No te confundas. Ver a una persona todos los días de la semana y que lo paséis bien juntos no os convierte en amigos. Un amigo es más. Un amigo es aquél que está en los buenos ratos y en los que no son tan buenos. Es aquella persona que conoce tus defectos e inseguridades y que aún así sigue queriéndote. No es aquél con quien mantienes una relación cordial, sinó con quien puedes ser sincero.
Hay muchos conocidos y pocos amigos. Recuérdalo.


2. La gente "popular" no es mejor que tu ni tiene más amigos

Recuerdo cuando estaba en el instituto, tenía una fijación en dividir la gente entre popuular y no popular. Y inconscientemente creía que la gente "popular" tenía algo que la hacía superior a mi.  No porque fueran mejores personas que yo, sinó porque de algún modo tenían un poder que no lograba entender. Este poder es todo ficticio, ya que al acabar las clases, esa gente desaparece del mapa, todos - o muchos - de los amigos (o seguidores) que creían tener se desvanecen y acaban siendo simplemente personas que se habían creado una fachada de cartonpiedra (que acaba cayendo por su propio peso).



3. Pronto dejarás de compartir clase con esa gente a la que no aguantas

Relacionado con el punto anterior, siempre hay alguien en clase que trata de hacerte la vida imposible, y que crees que va a acabar con tu autoestima. No le dejes. Piensa que pronto va a desaparecer de tu vid, así que no les des tanta importancia.



4. No busques complacer a los demás

Haz las cosas porque a TI te apetecen. No porque nadie te diga que tienes que hacerlo. No hay un manual de instrucciones sobre cuando se deben hacer las cosas. Si no quieres fumar, no fumes. Si no quieres beber, no bebas. Si no quieres salir de fiesta, no salgas. Si no quieres tener sexo, no lo tengas. NO hay prisas ni obligaciones. Por encima de todo prevalece tu opinión, y quien no quiera respetarla es que no te merece.



5. Si alguien te hace daño, no te lo calles

Respétate siempre. Y haz que los otros te tengan respeto a ti también. Si alguien te hace daño, no te lo guardes para ti como si fuera tu culpa. Y sobretodo, aprende que la gente que te ha hecho daño, te lo puede volver a hacer, así que pregúntate si realmente los quieres en tu vida.



6. Cuida a la gente que te rodea

Igual como es importante echar de tu vida a la gente que no te aporta nada bueno, es importante cuidar a aquellos que te rodean y que te hacen feliz. Una relación fuerte no se crea por arte de magia sinó que tienes que mostrar interés, tener detalles y no esperar solo recibir, sinó también dar algo a cambio.
Es fácil mantener a aquellos amigos que ves a diario, pero cuando vuestros caminos se separen, se verá quién realmente ha sabido cuidar una amistad.



7. No tengas miedo a expresar tus sentimientos

Esto es algo que aún me cuesta, pero no sé por qué deberíamos avergonzarnos de decir lo que sentimos. Es algo completamente natural y a la vez incontrolable; por lo tanto no debemos de sentirnos culpables por sentir. Y claro que nos puede ir mal al manifestarlo, pero ¿qué pasa si nos sale bien?

8. Pronto te vas a reir, de muchos de los problemas que tienes hoy

No quiero infravalorar tus problemas. Que tengas 14 años no significa que no puedas tener problemas peores que los que pueda tener yo ahora. Pero muchos de los "problemas" que hoy consideras el fin del mundo, van a pasar a la historia y te vas a acabar riendo de ellos.



9. Rodéate de gente que valga

De verdad. No te rodees de alguien solo porque así "ganaras una mejor imagen" ni tonterías de estas. Rodéate de esas personas que te muevan por dentro, que las mires y pienses "qué suerte tengo", que tengas ganas de ir donde sea con ellos, porque lo importante no es el dónde sino el quién. Rodéate de gente que valga de verdad. Porque si eliges bien la gente de la que te rodeas tienes mucho ganado en la vida.



10. Que no te asuste ser tú mismo

Y por último, que no te asuste ser tú mismo. Que te importe un pepino lo que piensen de ti. Da igual si te critican porque a los otros no les gusta quien eres, lo importante es que te gustes a ti mismo y que cuando te mires al espejo estés satisfecho de la persona en la que te has convertido.



Esperamos que os haya gustado esta reflexión sobre lo que le diríamos a nuestro yo del pasado. ¿Añadiríais algún punto? ¡Dejádnoslo en comentarios!

Hoy también queríamos aprovechar para anunciaros que esta semana tendréis una sorpresa en nuestra cuenta de Instagram, así que estad muy atentos.

¡Muchas gracias por seguir ahí una semana más! ¡Sois los mejores! No olvidéis seguirnos también en Twitter para estar al tanto de nuestras reflexiones, noticias y novedades. 

Si os ha gustado esta reflexión quizás también os podrá interesar:


http://the-optimistic-side.blogspot.com.es/2016/01/lo-que-le-hace-ser-tu-mejor-amiga.html


¡Recordad que solo por ser lectores de nuestro blog tenéis un descuento único de un 20% en nuestra tienda online


 ¡Hasta el próximo domingo!

¡Sorpresa!