domingo, 18 de junio de 2017

Idea DIY: Diario de un viaje

¡Hola a todos!

Las vacaciones se acercan y aunque hay quien aún no ha acabado, cada día hay más gente que empieza a irse de viaje aprovechando el tiempo de verano que está haciendo estos días. 
Es por este motivo que hoy traemos una idea DIY, ya sea una idea de regalo para un amigo o pareja o para uno mismo. Es una idea muy fácil de hacer, bonita y que con el tiempo vais a alegraros de haber hecho:


Cada uno tiene su estilo propio, esto está claro, pero nosotras vamos a dar algunas recomendaciones sobre como hacerlo:
 


- Un viaje (no hace falta que sea a la otra punta del mundo, aunque sea una escapada de dos días en un camping sirve)
- Un cuaderno (preferiblemente sin espriral tipo Moleskine) o un álbum de fotos con hojas de cartulina.
- Bolígrafos
- Pegamento y cinta adhesiva (también podéis utilizar washi tape)
- Fotos  (ya sean Polaroid, de fotomatones o simplemente fotografías imprimidas posteriormente).


 
Resumidamente lo que vais a hacer es immortalizar vuestro viaje en vuestro cuaderno a medida que avanza con los bolígrafos, las fotografías, entradas, tíckets, trípticos o todo lo que os vayáis encontrando en vuestro camino.

Nuestro consejo es que rellenéis cada día un poquito el diario, porque es cuando más frescos vais a tener los recuerdos.

Recordad que no se trata tan solo de hacer una lista de las cosas que habéis hecho sino imortalizar algunas anécdotas que con el tiempo quizás no recordaréis.

Podéis poner "frases célebres", "momentos épicos", "logros", "fails" o simplemente bromas que hagáis hecho en vuestra estancia.


Cuanto más detalles escribáis, más ilusión os hará después cuando os encontréis el diario. Además, cuanto más detalles, con más claridad recordaréis esos momentos que creíais olvidados.

También recomendamos el uso de fotografías, pero atención: no se trata de un álbum donde la narración acompaña las fotos sinó una narración donde las fotografías acompañan el texto.
Si podéis imprimir las fotografías al momento genial, pero sinó tampoco os preocupéis; podéis dejar un espacio para rellenarlas después.


 Para hacer el diario más divertido también podéis incluir pequeños dibujos explicativos o capturar paisajes o edificios en bocetos. Aunque estén mal hechos, se van a quedar en vuestra mente mucho más.

 

No hace falta que cada vez utilicéis un cuaderno diferente, sinó que podéis tener un diario por ejemplo para los viajes con la familia, otro para los viajes con los amigos, o simplemente usar siempre el mismo y tenerlo todo allí apuntado.


Como ya hemos dicho, no hay una sola forma de hacer esta idea DIY, así que tenéis total libertad para hacer lo que queráis e innovar en muchos sentidos.

¿Qué os ha parecido esta idea? ¿Alguien la va a hacer este verano? ¡Queremos saberlo! No olvidéis que podéis dejarnos comentarios o contactar con nosotras via mail  Instagram y Twitter.

¡Y recordad que solo por ser lectores de nuestro blog tenéis un descuento único en nuestra tienda online

¡Nos leemos pronto!

¡Sorpresa!