domingo, 9 de octubre de 2016

Por qué coleccionar y regalar postales

¡Hola a todos!

En una era tan repleta de tecnología como la nuestra, en la que si quieres enseñarle algo a alguien lo único que tienes que hacer es hacer una foto y mandársela por whatsapp, a veces pasamos por alto pequeños detalles que pueden llegar a significar mucho. Y una de estas cosas que cada vez se está perdiendo más y no debería es el hecho de coleccionar y regalar postales.





Todos hemos ido a algún lugar de vacaciones y nos hemos encontrado con una infinidad de puestos repletos de postales. Postales que son mucho más que una imagen de la ciudad que hemos visitado. Estas postales son el recuerdo en papel de la imagen que viste en la realidad. Y son muchísimo más duraderas de lo que será jamás una foto tomada con tu móvil o una cámara. 

Hay cierto placer en conservar tus recuerdos en papel. De poder abrir una caja y encontrar todas las postales que has ido acumulando a lo largo de todos los años. De todos los lugares que visitaste y que no quieres olvidar. Y no solo puedes encontrar las que tú has ido comprando, sino las que te han ido mandando. Porque ¿qué hay mejor que recibir una postal escrita de puño y letra de un ser querido tuyo?



Enviar una postal a alguien es mucho más que enviar una foto. Es demostrarle a la persona que has estado pensando en ella en ese viaje, que querías compartir un momento especial y que querías que tuvieran un trocito de tus recuerdos con ellos. Y sí, en definitiva mandar una postal es un detalle, pero los pequeños detalles son los que acaban marcando las diferencias.

Y quizás ese gesto de mandar una postal una vez se convierte en una costumbre. Una costumbre y una ilusión cada vez que abres el correo y encuentras una postal que va dirigida a tu nombre en la que te cuentan una historia. Y así, vas llenando tu colección de postales de lugares que visitaste y de lugares en los que se acordaron de ti, creando una pequeña tradición que dentro de muchos años podréis observar con orgullo. Todos vuestros viajes y los de vuestros seres queridos reunidos en trozos de papel.





Es por ello que os animamos a comprar una postal allá dónde vayáis. Sea cerca o lejos. Y que mandéis alguna a un ser querido en la que le narréis vuestras aventuras. Incluso podéis entregársela en mano cuando os reencontréis. 


Y vosotros, ¿mandáis postales? Decidnos qué os parece la idea en los comentarios. Y recordad que podéis enviarnos un email a theoptimisticside@gmail.com o contactarnos vía Instagram o nuestro twitter.

¡Nos leemos pronto!



0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Sorpresa!