lunes, 22 de agosto de 2016

DIY decoración: cómo hacer un sillón de palets de madera

¡Hola a todos!

Aprovechando que estamos en plenas vacaciones y tenemos el tiempo y la energía suficientes para reorganizar y redecorar la casa, hoy os traemos una idea de decoración DIY sencilla y original: un sillón con palets de madera que puede servir tanto para una habitación como para una salita o despacho. 

Hay veces en las que queremos poner algo en nuestra habitación y no sabemos el qué, y creemos que esta es una idea que cada vez está más de moda y que con poco presupuesto puedes conseguir unos resultados maravillosos. Así que, para los que deseen tener un lugar en el que relajarse, leer o tumbarse, este es vuestro post. En él, trataremos de explicar con el máximo detalle posible cómo lo realizamos. ¡Es mucho más fácil de lo que parece!

Para ello, necesitaréis:
  • 2 palets de madera (o uno, en el caso de que no lo queráis tan alto). El tamaño estándar es de 120x100x14. Se pueden comprar por internet o en tiendas especializadas. Aunque también podéis cogerlos de segunda mano de algún supermercado, fábrica, almacén... Siempre pidiéndolos a los dueños, claro. 
  • Pintura acrílica de color o barniz para madera.
  • Rodillos y pinceles.
  • 4 protectores adhesivos.
  • Papel de lija para madera.
  • Colchoneta o cojín.
  • Decoraciones al gusto. 

Una vez dispongáis de todos los materiales, tendréis que seguir los siguientes pasos: 

Primero, hay que lijar los palets de madera con el papel de lija, sobretodo por la parte en la que os vais a sentar y por la parte externa, para evitar rasguños posteriores.

Una vez lijados, pasamos a pintar los palets. En este caso, lo pintamos con pintura acrílica de color blanco. Aunque, en el caso que queráis conservar el color de la madera, recomendamos barnizarla. 


Así, después de dejarlos secar durante unas horas o incluso una noche entera, pasaremos a la colocación de los palets. Antes de ello, colocaremos los 4 protectores adhesivos en cada una de las esquinas del palet que estará debajo de los dos, para no rallar el suelo. 



Una vez asegurados, ¡solo queda decorarlo! Nosotras pusimos una colchoneta de 120x80 cm que recubrimos con una colcha de color gris y pusimos cojines para adornar. 
Y ahora, ¡solo queda disfrutarlo! 





Como podéis ver, es una idea de decoración DIY super sencilla y barata que no dejará indiferente a nadie.

Si tenéis alguna duda de cómo hacerlo o cualquier propuesta, no dudéis en contactar con nosotras vía emailTwitter o Instagram

Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotras y que nos lo hagáis saber en los comentarios.

¡Muchas gracias por vuestro apoyo y nos leemos pronto!


¡Sorpresa!