domingo, 26 de junio de 2016

10 lecciones que aprendes tras el instituto

¡Buenos días a todos!

¿Nunca os ha pasado que desearíais que alguien os hubiese dado unos consejos durante vuestro paso en el instituto? Pues bien, hoy es nuestro turno.

Hay veces en la vida en las que cierras una etapa y, al poco tiempo, eres capaz de ver las cosas con mucha más claridad de lo que lo hacías. El instituto puede ser una época dura o, si más no, complicada. Y hoy os traemos una serie de lecciones que quizás nos habría gustado saber antes de acabar el instituto.



1. Sé tú mismo.

Quizás puede parecer una tontería, pero en una época en la que todo el mundo pretende gustar a los demás y en la que nos afecta mucho más de la cuenta lo que piensen de nosotros, no podemos dejar de ser nosotros mismos y hacer cosas solo para gustar a los demás. Más vale gustar a menos gente siendo tú mismo, que gustarle a todo el mundo siendo alguien que no eres realmente. 


2. Un mal examen no significa el fin del mundo. 

Esto es algo que nos gustaría que nos hubieran dicho. Sabemos que el instituto es una época con mucha presión académica, pero fallar una vez no impedirá que en el futuro estudies la carrera que quieres. Fallar es de humanos. Y lo "bueno" del instituto es que, por mucho que no hagas bien un examen, tendrás muchos otros para compensar. Así que, ¡no te rindas!




3. Ese profesor al que consideras tan aburrido te está haciendo más culto. 

Sí, ser profesor no es fácil. Y siempre habrá materias que nos gusten más y otras que nos gusten menos. Y por mucho que a veces parezca que lo que nos hacen estudiar no nos va a servir de nada, sirve para tener más cultura. Y para aprender a pensar por uno mismo. Y eso es algo que no deberíamos menospreciar. Es más, cuando pasen unos años, acabarás echando de menos la relación que tenías con tus profesores de instituto. 

4. La filosofía es una asignatura imprescindible te enseña a pensar. 

Decimos esto en un momento en el que pretenden quitarla de algunos itinerarios de estudio. Y creemos que es importante recalcar que, por muy complicada y abstracta que parezca la filosofía, por mucho que pensemos ¿en qué pensaba este autor cuando escribió esto?, es una asignatura que te ayuda a ordenar la mente. Que te enseña a pensar por ti mismo. Que te enseña a ir más lejos de los libros. Y eso es algo que no debería quitarse.

5. No todos tus conocidos son amigos.

En el instituto, tenemos tendencia a creer que todos aquellos con los que nos llevamos bien y pasamos un buen rato son nuestros amigos. Pero la realidad es que cuando sales de esas cuatro paredes, pocos son los que estan a tu lado. Hay gente con la que solo eras amiga en el instituto porque os veíais cinco días a la semana. Eso es algo que aprendes cuando acabas el instituto y te das cuenta de quién realmente estaba ahí para ti.



6. Menos es más.

Ser popular es una de las cosas más ansiadas por cualquier adolescente. Y más en una era de la tecnología en la que todo se basa en el número de amigos, seguidores o likes que recibes. Pero no os dejéis engañar por las apariencias. No es más feliz quién más "amigos" tiene, sino quién tiene pocos amigos pero sabe que cuando los necesite podrá contar con ellos. ¿O acaso creéis que la gente que tiene decenas de amigos, todos ellos estarán a su lado en las malas?




7. Sacar malas notas y actuar de forma rebelde no te hace "guay". 

Muchos adolescentes tienen la concepción que para ser guay, tienes que actuar de forma rebelde, no hacer los deberes, no estudiar... total, ¿para qué? Pero están muy equivocados. Ser "guay" es algo que está sobrevalorado. El instituto está para aprender. Y por estudiar, sacar buenas notas y querer tener un futuro prometedor no vas a ser menos "guay". No dejes que nadie jamás te menosprecie por quién eres. 

8. La gente hablará de ti aún sin conocerte. 

La gente va a decir cosas sobre ti que realmente no son ciertas. Pero es una edad en la que todos hablan de todos y por muy bien que trates de hacer las cosas, siempre habrá alguien que dirá algo sobre ti. Es normal. No siempre caemos bien a todo el mundo. Lo que debemos aprender es a afrontar las críticas y a no dejar que estas nos hundan, y menos si son de gente que no te conocen.

9. Vas a poder con todo. 

Sabemos que pueden ser años de mucho estrés y de mucha presión, pero por muy complicado que pueda ser, no será el fin del mundo. Quizás alguien que creías que sería tu amigo para siempre ya no lo es. Quizás el chico que te gusta empieza a salir con otra chica. Pero sea cual sea el obstáculo, lo superarás y llegarás muy lejos. Y no olvides dejar algo de tiempo en el instituto para ti mismo, porque muy liado que puedas estar, nunca está de más pasar un rato con uno mismo o con amigos.



10. Elige la carrera que más te guste.

Este es el punto más importante. Elige algo que te guste a ti. Independientemente de si tiene o no futuro. Estamos en crisis, sí, pero eso no quita que no puedas estudiar algo por lo que realmente tienes pasión. Si quieres estudiar algo, sea lo que sea, hazlo. Y no estudies algo para contentar a los demás o porque tiene más salidas. Porque la única salida que necesitas en la vida es hacer algo que te llene de felicidad.


Y hasta aquí nuestras 10 lecciones. Y vosotros, ¿qué os gustaría haber sabido cuando estabais en el instituto? ¿Qué os han parecido las nuestras?

No olvidéis seguirnos en Instagram y Twitter para estar al tanto de nuestras reflexiones, noticias y novedades.

¡Y recordad que solo por ser lectores de nuestro blog tenéis un descuento único de un 20% en nuestra tienda online


 ¡Hasta el próximo domingo!



Imágenes vía: Weheartit y Google


¡Sorpresa!